Apuntes Budismo y Bon

por | 31 julio, 2018

Fuentes budismo

Canon Pali o Tipitaka, “las tres canastas” 480 a.n.e.

Constan de:

  • Vinaya Pitaka – cesta con los escritos de las reglas monásticas
  • Sutta Pitaka – doctrina y filosofía
  • Abihdhamma Pitaka – doctrina escolástica

El Udana (declaración, palabra) es parte del Sutta. Se considera lo más cercano a las palabras de Buda.

Patichchasamuppada – causa y efecto

  1. La vejez, la muerte, el dolor y el sufrimiento,
    están condicionados por el nacimiento.
  2. El nacimiento,
    condicionado por existir
  3. El existir,
    condicionado por el apego a la existencia
  4. El apego,
    condicionado por el deseo
  5. El deseo,
    condicionado por las sensaciones
  6. Las sensaciones,
    condicionadas por el contacto con los sentidos
  7. El contacto,
    condicionado por los seis sentidos (el sexto es la conciencia – dirigida a percibir sus operaciones: recuerdos, imágenes, etc.)
  8. Los seis sentidos,
    condicionados por la individualidad, la estructura psicofísica
  9. La individualidad,
    condicionada por la conciencia
  10. La conciencia,
    condicionada por samskaras – impresiones que se graban por repetición y generan la personalidad – tendencias
  11. Las tendencias,
    condicionadas por la ignorancia, (del Dharma, de la ley, de las enseñanzas del Buda)
  12. Ignorancia

El objetivo es deshacer estos doce pasos.

El ideal es el sabio.

Propiedades del sabio:

  • Ahimsa – no violencia
  • Desapego
  • Atento, consciente, auto contralado
  • Yogui – Yoga pre-clásico anterior a Patanjali. Es fundamental, Buda descubre la causalidad en un estado de avanzada concentración.

Buda describe el Nirvana:

“El cuerpo ha sido aniquilado;
la percepción ha sido detenida;
todas las sensaciones se han enfriado;
las tendencias han cesado;
la conciencia llegó a su fin.”

Religión Bon

Es la tradición más antigua del Tíbet, anterior al budismo. Animista.

Lo funda Tönpa Shenrab Miwoche que nace en el monte Kailash, el mismo donde viven Shiva y Parvati. Alcanza el “jalus”, el cuerpo de luz, es un iluminado anterior al Buda Gautama.

Las tradiciones budistas reconocidas eran todas hinduistas, (Nyingma, Kagyu, Sakya y Gelug), hasta que en 1988 el Dalai Lama reconoce al Bon como tradición del budismo tibetano.

Hay dos ramas:

  • Bon blanco = bon budista
  • Bon negro = bon primitivo

El chamán aquí no es un tipo bienintencionado con un tambor. Tienen un alto nivel de desarrollo psicológico, filosófico y doctrinal, con extensísima literatura.

Hay nueve vías diferentes por los que alcanzar la liberación: predicción; mundo visual; ilusión; existencia; seguidor laico, con 10 principios de acción; monje; sonido primordial; Shen primordial, tantrismo; doctrina suprema, creo que relacionada con la Gran Perfección o Dzogchen.

El estado intermedio (Bar do).

Los no iluminados, al morir, entran en un estado intermedio donde pueden alcanzar la liberación.

Yoga de los sueños

Encuadrado en el despertar de la ignorancia, se busca la continuidad de la conciencia durante el sueño. El objetivo es alcanzar la liberación en el estado intermedio. Mejorar la vida es solo un efecto colateral. Si no podemos continuar conscientes durante el sueño, ¿qué posibilidad tenemos de hacerlo durante el estado intermedio?

Se considera una técnica avanzada porque puede tener complicaciones. Muchas similitudes con psicoanálisis. El Ello son los impulsos, el Yo la conciencia psíquica, y el Super Yo esa parte consciente de las operaciones de conciencia, la responsable de la apercepción. También trabajan con niveles de conciencia, sueño, semisueño, vigilia, conciencia de sí.

Experiencia:

Con las prácticas, consigo una mayor conciencia de los sueños, de su dirección, y del hecho de que estoy soñando. Sin embargo, en un momento de tensiones acumuladas, revivo un episodio muy feliz con la percepción de que es una vivencia real. Me digo que no puede ser y que debo de estar soñando, pero atiendo (dentro del sueño) a mis percepciones y me digo sorprendido que es real.

Creo, que de alguna manera, para salir del estado de tensión, tengo un sueño con un episodio feliz, pero en lugar de crear un relato que sabré que es sueño, ¿me meto en la memoria y lo revivo tal cual?

El impacto es fuerte. Parece que en el proceso Escuchar-Entender-Practicar, los dos primeros pasos los doy a la ligera.

El libro tibetano de los muertos

En realidad se titula “La liberación por la audición durante el estado intermedio”, Bar do thos grol, (Par-to-thö-tröl).

Es parte de “La autoliberación por el entendimiento de las deidades apacibles e iracundas”. Estas obras son originales tibetanas. No corresponden a las traducciones del sánscrito y otras, que conforman la mayoría del cuerpo de textos, que entran en el s. VIII con el gurú Padmasmbhava.

Las instrucciones para el tránsito se transmiten a esa parte sutil que es consciente de los propios estados y que aún permanece después de morir, ubicada en el doble. Al morir quedan visiones y percepciones que son proyecciones del consciente y subconsciente.

Estas visiones se alegorizan en los dioses, pero el budismo es radicalmente ateo. No hay seres supremos creadores del mundo. Los budas y bodhisattvas son iluminados que deciden permanecer en la rueda para ayudar a otros, y las deidades del tantrayana son alegorías de estados de la condición humana, divinidades arquetipo.

En el bar do hay una fase inicial, anterior a la muerte, (hay otras dos después), donde se le guía para sacarle de sus tendencias kármikas a través de la transferencia (‘pho ba). Se intenta transferir la conciencia a una existencia transcendente.

El libro está escrito para personas que lo han estudiado, o al menos, que comparten el paisaje tan característico que refleja. Es fundamental que haya un encaje fácil con las imágenes. Con seguridad, para un cristiano, sus oraciones son de mayor ayuda para la trasferencia. En la religión cristiana hay bastantes oraciones donde, de forma directa, se acepta que subir a los cielos o sentarse junto al padre es solo una de las opciones que pueden ocurrir en este trance, (aunque en estos momentos no se toca el tema de las otras opciones), y se ruega porque se reconozcan las acciones correctas que se han acumulado, se perdonen las erróneas, y ser dirigido a lo alto, incluso con un personaje de gran poder como es María, que intercede para que podamos acceder.

Quien asiste ha de participar de la importancia del momento, y de la necesidad de darse a la tarea de la mejor forma posible. La mentalidad es alquímica: conectar con lo mejor y más noble y proyectarlo, pero la forma de actuar es energética: intentar proporcionar la energía requerida para la transformación. Quizás una tarea que siempre parezca destinada a alguien mejor.

Bar do thos grol:

“¡No temas, en ese momento, la luz resplandeciente de los cinco colores! ¡No lo rehuyas! ¡No te atemorices! ¡Reconócelo como la proyección de la energía trascendente que se manifiesta en tus visiones!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *