Apuntes Shivaismo

por | 19 agosto, 2018

Antecedentes

La tradición dice que no hay época en que Shiva no existiera. En el séptimo milenio a.E.C., el dios proto-indio Kueyash se representa rodeado de animales salvajes, como tigres y elefantes. En la cultura del Indo, del 3800 al 1750 a.E.C., se encontrará gran número de sellos con una figura igualmente rodeada por estos animales sentada en postura de loto, y más tarde aún, en el Atharva Veda volvemos a encontrarlo como Pushupati “dios de los animales” y “dios fálico” que se fundirá con Rudra, el dios indoiranio de la tempestad. Rudra se convierte en uno de los aspectos de Shiva. Rudra es el señor del Soma en el Taittirîya Shamhitâ.

El nombre de Shiva aparece por primera vez en el Shvetashvara Upanishad en el 400 a.E.C. Pero no se adquiere las características de un dios poderoso hasta un siglo después, en el Ramayana. En s. III a.E.C. los griegos vieron en él a Dionisos.

Pasados los Vedas, en el hinduismo, se convierte en el principio destructor de la trimurti, con Brahmá (creador) y Visnú (conservador). Pero hasta el s. V de la era actual no cobra toda su fuerza como creencia popular.

Características

Es el señor de las bestias. El dios Brahmá se enamoró de la Aurora, pero ella le rechaza. Entonces él la persiguió para tomarla, y Shiva le disparó con su arco para pararlo. Brahmá, dándose cuenta de lo que hacía, le agradeció a Shiva que hubiera parado su bestial pasión, y le nombró el señor de las bestias, el que controla los instintos salvajes. También tiene dominio sobre las partes oscuras de la existencia, es el señor de los espectros. En una ortodoxia caracterizada por la mesura, la pureza y la higiene, él vagabundea por los cementerios, sucio, andrajoso, y en contacto con todo lo maligno. Esta relación con lo salvaje y lo oscuro, y su dominio sobre ello, posiblemente ayudo a que los griegos le vieran como Dioniso.

Shakti – Shak = fuerza. Es védico aunque luego se suman cultos anteriores

Animal – Nandi, “el feliz”, el toro blanco.

Avatar, la encarnación de un dios, cada tiempo para arreglar los males del mundo. – Avatâra = descenso, en el sentido de katabasis en griego.

Entre sus muchos aspectos, uno de interés es Mahâyoguî, gran yogui, es el dios de los yoguis y ascetas.

El culto a la serpiente nâga es anterior a los arios y se fusiona en el s. VI a.E.C.

Su elemento es el fuego. Porta tres llamas en la palma de su mano. Por esto se representa como un triángulo (trikona) apuntando hacia arriba, el contrario del de Shakti, que lo hace con la punta hacia abajo.

El astro es la luna. Se representa principalmente como linga y como Luna.

Tiene un tercer ojo en la frente, ardhanayana, símbolo de la omnisciencia.

Los santuarios inicialmente se emplazaban fuera de las ciudades, preferentemente en montañas.

Yoni Lingam

En el shivaismo son habituales los símbolos del lingam y el yoni, y la representación de la diosa en su función de consorte de Shiva como Shakti, expresión de la energía femenina, cuya traducción habitual es fuerza.

Origen Shivalinga – al principio de los tiempos, solo existía el agua y los dioses Brahmá y Visnú discutían cuál era más poderos. Entonces surgió una columna de energía en medio de los dos. Para descubrir qué era cada dios fue a un extremo. Visnú se convirtió en jabalí y se sumergió y Brahmá se convirtió en cisne y voló a lo alto. Ninguno encontró el final, pero cuando se reunieron, Visnú lo reconoció pero Brahmá no, diciendo que había llegado al final. La columna de energía entonces se manifestó como Shiva y maldijo a Brahmá por su mentira condenándole a no tener el culto de los hombres. A Visnú le dijo que sería en todo como él y que tendría un culto multitudinario.

Origen Yoni – Tras la inmolación de la primera esposa, Satí, surgió en donde cayó su vagina cuando fue despedazada por Visnú. Cuando murió el dios Shiva se negaba a soltar el cadáver y Visnú tuvo que cortarla en 50 pedazos.

Satí y Parvati

Satí – sat = verdadero. Es un aspecto de la deví – felicidad marital y longevidad. Se reencarna en Párvati. En la mitología hinduista, Satí tuvo el papel de seducir sexualmente a Shiva para sacarlo del aislamiento ascético.

Luego de casarse con Shiva, ella asistió a una fiesta que oficiaba su padre Daksha (a la que él no la había invitado, por ser esposa del sucio Shiva). Ante el desaire de Daksha contra su esposo Shiva, Satí se suicidó: se sentó en el piso a meditar y se encendió a sí misma en llamas (un raro poder místico). Al enterarse Shiva, mató a todos los asistentes a la fiesta, incluido su suegro Daksha.

Fiesta principal.

Shivarâtri, “la noche de Shiva”, (febrero-marzo). Una de las tres noches sagradas del Tantra, y es la noche previa al último día de la fiesta que dura dieciséis. Simboliza el matrimonio de Shiva y Parvati. Riguroso ayuno el día y la noche, en vela. Se cierra con una comida a base de frutos secos. Al día siguiente se toma el bhang, intoxicante, elaborada con Cannabis índica y leche.

Shivaismo de Cachemira, Shivadvaita o Tantrismo.

El shivaismo no es solo de Cachemira, ni el tantrismo es solo shivaita, pero estos tres términos se utilizan indistintamente para referirse a un tipo de culto a Shiva con base energética.

Es heterodoxo con respecto al hinduismo, y hace gala de ello > la divina locura.

Entre los s. VIII y IX se convierte en un foco filosófico. Shivasutra, de Vasugupta = Yoga Shivaita.

Siglo X, Abhinavagupta, Tantraloka. La conciencia universal  se diversifica en infinitas conciencias particulares a través de la energía, que es una con la conciencia.

Rechazan los Vedas por superados, y no hay distinciones de sexo, ni casta, ni de creencias ya que cualquier devoción es válida.

Iluminación> detener la conciencia un instante, reflexión de energía. Métodos: sexo, emociones fuertes y repentinas, concentrar la atención en una idea fija como “yo soy Shiva”, repetición de mantras, y rituales. La devoción es importante como motor.

En realidad todo método vale por prohibido y mal visto que esté, lo importante es alcanzar la experiencia de fusión energética: “solo un dios puede adorar a un dios”.

La base filosófica es Sankhya (darsana pareja del yoga) – división de Purusha (espíritu) y Prakriti (materia). Evoluciona al kundalini yoga – toda la energía necesaria está en el cuerpo y no es necesario recurrir a ayudas externas.

chacras

Chacras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *