Una lectura alquímica del Turba Philosophorum.

por | 7 octubre, 2018

Obviamente el Turba philosophorum[1] no se describe en una secuencia de doce pasos, ni cuenta con la claridad de un proceso bien definido. Tampoco podemos decir que coincida en los procedimientos, elementos materiales, etc. Así que esta extracción de textos y su colocación en cada paso es poco más que un juego, cuyo fin es servir de apoyo alegórico en la representación interna de cada etapa.

 

1º.- Depuración.

“sabed que una parte de cuerpo supera a diez de espíritu para fortificarlo: sabed que nuestro azufre lo quema todo y que, si es ayudado según la Naturaleza, él se hará a sí mismo desde el comienzo al fin”

 

“Sabed que la cosa conocida por nosotros, cosa de la que hablan los filósofos de tan diversas maneras, sigue y atrae a su compañero y lo hace sin fuego, del mismo modo que el imán atrae al hierro. Y esta cosa, durante el abrazo de ambos hace que aparezcan muchos colores. Esta cosa puede encontrarse por doquier: es piedra y no es piedra, es vil y valiosa, clara y preciosa, es obscura pero todos la conocen, no tiene más que un nombre pero tiene muchos: es el Esputo de la Luna.”

 

“Sabed que Mercurio está oculto bajo los rayos del Sol y que la Luna se los hará perder cogiéndolo y dominando sobre él, no obstante el Sol le ha otorgado esta dominación tan sólo por dos días, tras los cuales ella la devuelve al Sol y empieza a declinar. Y si Venus es la mensajera del Sol y le presta su señorío, Marte es aquel que la representa.”

 

2º.- Crecimiento.

“Sabed que sin fuego no se puede generar nada. Poned vuestra composición dentro de su vaso y aplicad un fuego en todo y por todo moderado, y guardaos bien del fuego fuerte y violento pues entonces no se podrían dar movimiento el uno al otro, vigilad que el fuego sea lento pues si hacéis un fuego más fuerte de lo que es conveniente enrojecería de un modo prematuro; primero lo queremos negro, luego blanco y por último rojo, ya que la Naturaleza trabaja por medio de grados y alteraciones.”

 

“pero previamente, el Sol deberá perder su luz y la Luna ejercer la función del Sol y después, de modo parecido, también se oscurecerá la Luna transformándose en sangre”

 

“La Naturaleza ha considerado enemiga a su semejante y ambas se han matado entre ellas. He aquí como debéis operar, este es el régimen: antes de teñirlo confitad el cuerpo en orina de niño y en agua de mar y en agua limpia permanente; cocedlo con un pequeño fuego hasta que aparezca la negrura, que es la señal muy cierta de que el cuerpo está disuelto y corrompido; después guisadlo con su propio humor hasta que se revista de rojos ropajes. Cocedlo más y más, hasta que veáis aparecer aquel color serpentino que estáis reclamando.”

 

“es el vinagre muy agrio, que transforma al cuerpo: lo torna negro, blanco, rojo, lo torna de todos los colores y transforma al cuerpo en espíritu.”

 

3º.-  Separación.

“El cuervo que vuela por el aire en Agosto, muda su pluma dentro de un roble hueco. Tiene el plumaje amarillo, y este plumaje se le cae cuando come serpientes y la cabeza se le torna roja como una amapola.

La fuente del torrente fluye por dos cañadas y tiene su origen en un canal: una es salada, la otra dulce. En esta fuente se purga el cuervo, la fuente le limpia y él dice: «aquel mismo que me ha limpiado me hará enrojecer y si no es así, le mataré y escaparé».”

 

“Por tanto, abrid la gallina negra, abrevadla de leche y dadle a comer de la goma para que se cure. Guardad su sangre dentro de su vientre. Deberéis alimentarla con tanta leche como sea necesario, hasta que pierda y mude sus plumas negras, hasta que pierda sus alas y ya no pueda volar. Entonces podréis ver cuán hermosa es: tendrá las plumas blancas y relucientes; entonces es momento de darle a comer azafrán y herrumbre de hierro, de darle a beber sangre. De este modo deberéis alimentarla por un largo espacio de tiempo, pasado el cual ya podéis dejar que se vaya pues no existe ningún veneno que la pueda perjudicar y al que ella no pueda vencer. Entonces puede mirar al Sol fijamente, sin parpadear.”

 

4º.- Repeticion.

“nuestra piedra es llamada Ephoddebuts, es decir, vestimenta de púrpura y no consiste en otra cosa más que en matar al vivo y en vivificar al muerto y cuando vivificas al muerto matas al vivo y matando al vivo vivificas al muerto. Toma nota: todo es uno; y esto no es nada extraño porque él a sí mismo se mata y él a sí mismo se vivifica.

Alimentadla hasta que sea mayor de edad y adulta, hasta que pueda valerse por sí misma.”

 

“El primer día es como azafrán, el segundo como herrumbre, el tercero como la amapola del desierto, el cuarto es como sangre fuertemente quemada.”

 

“sabed que nuestro primer espíritu se altera: el segundo se mezcla y el tercero se quema.”

 

5º.-  Fermentación.

 “Sabed que nuestra materia es un huevo, la cáscara es el vaso y dentro hay blanco y rojo”

 

“Unid al hombre rojo con la mujer blanca en una casa redonda, rodeada continuamente de un calor lento y los dejáis allí hasta que todo quede convertido en agua, no agua vulgar sino agua filosófica.”

 

“Sabed que nuestra obra está hecha de macho y de hembra: cocedlos hasta el negro, después hasta el blanco; cocedlo todo durante ciento cincuenta días”

 

6º.-  Circulación

“Matad el cuerpo, corrompedlo, extraed de él un espíritu blanco y será entonces glorificado por el alma y sabed también que el espíritu no proviene del cuerpo sino que proviene del espíritu y el alma proviene de ambos. El cuerpo es espíritu pero el espíritu no es cuerpo: el primero tiene al segundo, pero el segundo no tiene al primero, y ten presente esto, porque si no, no conseguirás nada.”

 

7º.-  Lavado.

“Después la veréis blanca y espesa y eso es signo de que lo fijo comienza a tener dominación sobre lo húmedo y que lo seco bebe lo frío y que lo cálido, por sí mismo, lo está congelando.”

 

8º.-  Aglutinación.

“estoy tan maravillado con el Sol porque, cuando contemplo una nube muy espesa, ante mí aparece amarilla, verde, roja y azul y esos son nuestros diversos colores, que el azufre hace aparecer.”

 

“Después, a su debido tiempo, fortificad su fuego, que para entonces ya lo podrá soportar y se sucederán los diversos colores.”

 

“Y cuando el Sol tiene su remo, (compadecido) de la tristeza que han experimentado sus seis compañeros, les otorga muy bellas vestimentas de librea.”

 

9º.- Vivificación.

“Sabed que nuestra agua no es agua vulgar, antes bien, es un agua permanente que busca sin descanso a su compañero, y cuando lo encuentra rápidamente lo coge. Él y ella tan sólo son una cosa. Ella le perfecciona y él la perfecciona, sin necesidad de cualquier otra cosa; y todo se convierte en agua”

 

“los dejáis allí hasta que todo quede convertido en agua, no agua vulgar sino agua filosófica.”

 

“Sabed que los filósofos han llamado agua de vida a nuestra agua, y han dicho bien, pues si primero mata al cuerpo luego lo hace revivir y lo rejuvenece.”

 

10º.-  Purificación.

“nuestra composición está hecha de dos cosas, de las que se hace una sola que es llamada, cuando ya son uno, bronce blanco y después, cuando todo ha sido vencido, es llamado plata viva, no vulgar y esa es la tintura viva que los filósofos han ocultado con tantas palabras.”

 

“la piedra es una madre que concibe a su hijo y tras matarlo lo pone en su vientre. Entonces, alimentándose dentro de ella, se torna más perfecto de lo que era antes.”

 

“Coced la nieve, coced la leche, coced la flor de la sal, coced el mármol, coced el estaño, coced la plata, coced el bronce, coced el hierro, coced el Sol y lo tendréis todo.”

 

11º.-  Conversión.

“Cocedlas con un fuego que no sea ni demasiado caliente ni demasiado frío, porque si es frío no se alterarán y si es demasiado caliente no se producirá la conjunción por verdadero amor entre ellas.”

 

“la Naturaleza se regocija en la Naturaleza, la Naturaleza supera la Naturaleza y la Naturaleza contiene la Naturaleza.”

 

“Y nuestro azufre rojo ocurre cuando el calor del fuego traspasa las nubes y se junta con los rayos del Sol y de la Luna y Venus ya ha vencido a Saturno y a Júpiter por la conveniencia que tiene de su complexión. Entonces Mercurio, que no recibe ayuda, desciende, pues todas las influencias celestes están contra él: el fuego y Venus y el Sol quema sus rayos fríos y húmedos: entonces, por la gran contrariedad de calor y de frío, Mercurio centellea y arroja chispas espirituales impalpables”

 

12º.-  Multiplicación. 

“Y cuando es perfecta, constituye una tintura viva, más excelente de lo que pueda concebirse en cabeza humana y no se debe a nada más que a la materia y al régimen”

 

[1] Turba philosophorum o Asamblea de filósofos es uno de los textos de alquimia europea más antiguos, el cual fue traducido del árabe en el siglo XII y se cree que fue escrito aproximadamente en el año 900.

En él un grupo de filósofos presocráticos liderados por Pitágoras, tratan sobre el conocimiento de la materia. Estos filósofos son: Anaximandro, Anaxímenes de Mileto, Anaxágoras, Empédocles, Arquelao, Leucipo de Mileto, Ecphantos y Jenófanes de Colofón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *